Betsimar Sepúlveda
Betsimar Sepúlveda
Betsimar Sepúlveda
Mis aficiones
Album de fotos
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
Imagen
Betssimar Sepúlveda Hernández. Maracay, estado Aragua, Venezuela [1974]. Reside en la ciudad de San Crístobal [Táchira]. Cursó estudios superiores en Publicidad y Mercadeo. Poeta, promotora de lectura, animadora cultural. Publicó en el 2003 su primer poemario «Ruta al Vientre Azul». Textos suyos aparecen en «Los Dragones de Papel» [antología de la nueva poesía tachirense] Su legítima voz de bardo irrumpe sin complejos en un anodino panorama escritural, que ha hecho de la poesía "femenina" un ominoso catálogo de insulsas confesiones y verdades saturadas. Contrario a ello, Betsimar Sepúlveda busca cultivar el gesto que ahuyenta al olvido, para inscribir su palabra en las cercanías del amor, de la verdad y del desenfado.
imagen
Betsimar Sepúlveda
junto al poeta Ramón Palomares
No soy la cala blanca
de montañas vírgenes
A cambio te ofrezco
la savia de mi cuerpo

No soy agua limpia de ríos sagrados
A cambio te ofrezco
el caudal silencioso
de mi espiritu soñador

No soy como el viento del norte
claro y armonioso
A cambio te ofrezco un alma emplumada
dispuesta a volar

No poseo la pureza del fuego
pero si el calor eterno
de mi regazo

No soy guarida de selva
más te ofrezco el refugio cálido
y secreto de mi vientre

FERIA NACIONAL DEL LIBRO
TACHIRA 2006
Andrea Cote, Freddy Ñañez,
Betsimar Sepulveda y Rodolfo Quintero-Noguera
Poemas de
Betsimar Sepúlveda
imagen
I

Comprendió el olor de los colores
trazó en la tierra el aroma de lluvia
sintió en sus pasos
la danza de la espiga...
...y en el ascenso del ave
descubrió su nombre.


II

Habitaré tus bosques como duende
antes que despiertes
hablaré tu lengua
escribiré tu historia
en las piedras de los caminos
Comeré de tus frutos
danzaré con tu lluvia
hasta caer mojada en tus tierras
las bordaré de semillas
las fecundaré
seré tu propio alimento.

III

Espero en puntas de sombra
abrir los ojos de la muerte
entonces veré mi entierro
desde la primera estacion de tu anchura
tu cuerpo se abrirá como fraile
y tomaré la almendra madura
negritud de tambor que resuena
en la sangre vertida y desnuda
se hara flor, caballo, niño o palabra
todo sera gloria en la iluminada
ave de tu vientre
sere cadaver de lirio
en el lugar de tus peces
y volveré a tus dedos...
como presentimiento de semilla
como canto de trigo
como bostezo de bosque
como eco de silencio de un pequeño dios

IV

Vienes abriendo tus manos breves
pichones jubilosos por vertirse en el vuelo
un desflorar de pupilas en el niveo rostro
que te asiste
hilar de aguas fraguado en este no cuerpo
sino verano de mieles
valles de Abril
nido de pájaros regados al descuido
son mis ojos surco de tu voz labriega
es mi boca el brote final de tu rama
eres la busqueda de la pequeña laguna
donde sueles detenerte a beber de los encantos
y vuelves abrir tus manos breves
y vuelves a derramar tus pájaros.

Este es otro párrafo que puedes editar del mismo modo.
Escríbeme
Me interesa tu opinión